Instituto Napoleónico México-Francia, INMF.
¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
¡Anuncie su librería en el sitio del INMF!  - Annoncez votre librairie sur le site de l'INMF!
“Los Amigos del INMF” – “Les Amis de l’INMF”
Líneas del Presidente
Actualidades
Delegaciones internacionales. Delegaciones
El Alma de Napoleón. El Alma de Napoleón  
Vida de Napoleón. Vida del Emperador Napoleón I el Grande
Crónicas del Consulado y del Imperio
Envenenamiento
Artículos y textos diversos
La Consagración
Simbólica imperial
Cartografía general
Ideas del siglo napoleónico
Historia general
La leyenda napoleónica
Literatura durante el Imperio
Religión
La obra civil
El arte de la guerra
Economía, finanzas, comercio
La Marina imperial
La vida cotidiana durante el Imperio
La caída del Águila
Santa Helena y la deportación
El regreso de las cenizas
Cronología
Los Mariscales
Los Hombres
Genealogía
La Familia Imperial de Francia
Libros y revistas
Imaginería
Pintura durante el Imperio
Escultura y relieves
Música durante el Imperio
Numismática y falerística
Herencia y patrimonio
Filmografía
Napoleón, México, y América
Colecciones y piezas históricas
Unidades y uniformología
Monumentos y sitios históricos
Entrevistas
Librerías
Napoleón para la juventud
Los animales y la epopeya
Sugerencias y correo de los lectores
Tienda
Ligas de interés
Libro de Oro
Voluntariado
Patrocinadores
Los Amigos del INMF
Patrocinar al INMF
Publicidad y anunciantes
Anunciése en el INMF
Inscríbase a nuestro boletín de información (gratuito)

 

CARTOGRAFÍA GENERAL

Introducción, por

Eduardo Garzón-Sobrado

Mapa del Imperio de Francia y del Reino de Italia en 1813

Napoleón, se caracterizó desde su más temprana edad por sus grandes aptitudes en disciplinas como las matemáticas y la geometría, lo cual le llevaría a la larga a ser elegido en el Instituto de Francia en la sección de Mecánica el 25 de diciembre de 1797, a los 28 años...
Gran amante de las ciencias exactas, el Emperador no podía más que sentir una gran atracción hacia la geografía.

Es bien conocido el pasaje del Memorial de Santa Elena en el cual el cronista Las Cases – él mismo geógrafo de gran prestigio (1) - nos muestra al exiliado soñando sobre un mapamundi: «Él recorría la distribución irregular de las tierras y de los mares: se detenía sobre la gran meseta de Asia, pasaba a la extensión del mar Pacífico, al estrechamiento del Atlántico, me hacía preguntas sobre los vientos variables, los vientos alisios, los monzones de la India [...] y encontraba sobre el mapa, en los lugares mismos, las soluciones físicas y especulativas que la ciencia da en este momento acerca de estos objetos».

Sin embargo, en la prisión de peñasco marino, mientras recorría las formas sinuosas de los grabados y dibujos, Napoleón tan sólo soñaba; la situación era muy diferente durante su vida activa, durante su reino, cuando manifestó un interés apasionado – y necesario naturalmente - por los mapas.

A la cabeza de un Imperio « de 60 millones de conciencias », atacado constantemente por las coaliciones sucesivas tanto por mar como por tierra, obligado a concebir las más prodigiosas maniobras, Napoleón dependía de los mapas, de su importancia vital en materia militar, pero también comercial y civil; evidentemente los millares kilómetros de rutas, caminos y carreteras construidos durante su reino no fueron trazados así como así.

El Emperador en Santa Elena, midiendo las distancias en un mapa de Italia. Litografía de Charlet.
El Emperador Napoleón en Santa Helena, midiendo las distancias en un mapa de Italia. Litografía de Charlet.

Para este efecto, y siempre preocupado por mejorar los conocimientos de la época en materia de nivelación y de planimetría, de trazado, localización y precisión, el Emperador despachó múltiples misiones científicas compuestas por geógrafos y cartógrafos a todos los confines del Imperio, pero también a Persia, y a Argelia, en donde Boutin (2), jefe de batallón del cuerpo de ingenieros, redactó en noviembre de 1808 un importante Reconocimiento general de las villas, fuertes y baterías de Argel… para servir al proyecto de desembarco y establecimiento definitivo en ese país, obra que comprendía quince mapas detallados (3).
Boutin viajará en 1811 al alto Egipto, lo cual de alguna manera constituirá una suerte de pendiente con relación a los trabajos efectuados años antes por los sabios durante la histórica Expedición a ese país (4).

Siguiendo el ejemplo de los cónsules romanos, a quienes se les solicitaba proporcionar informaciones referentes a la naturaleza y recursos de los países en los que vivían, los prefectos en Francia respondían a investigaciones en lo que concernía a la situación económica, agropecuaria e industrial de los departamentos en los que residían. De igual forma, proveían al Emperador reportes detallados que por decreto iban siempre acompañados por mapas. Dichos expedientes eran publicados en las Estadísticas Departamentales (5), cuyo modelo fue el de Dupin para Deux-Sèvres. (6)

A pesar de esto, la cartografía de la época puede parece desigual e incompleta a nuestros ojos contemporáneos, acostumbrados a las maravillas de las técnicas satelitales e informáticas modernas. La importante obra de D’Alombert et Colin de 1805 (7) sobre el tema no deja duda sobre esta realidad, y de hecho, no obstante las notables mejoras llevadas a cabo en las artes topográficas y de comunicación, no era raro que mapas anticuados para la época siguieran siendo empleados. Podemos citar el ejemplo tardío que se sitúa durante la Campaña de Francia, en 1814, en el que un testigo (8) cuenta haber visto al Emperador en Arcis-sur-Aube con un mapa de Cassini en mano. (9)

Los mapas solían ser realizados por diversos equipos individuales trabajando de manera simultánea, lo cual por supuesto no deja de conllevar problemas de elementales de ordenación y estructura. Enseguida, el conjunto de mapas serán acopiados y una recopilación será efectuada.
En muchos casos, es manifiesto que los cartógrafos lograron hacer auténticos prodigios, pero que enseguida, la calidad de dichas relaciones se haya visto reducida y hasta dañada en función de las vicisitudes de la difusión.

El estudio de la cartografía del periodo napoleónico constituye esencialmente la rúbrica militar, es decir los mapas establecidos con el fin de servir durante las campañas del Emperador – y la cartografía civil, a saber específicamente el mapa de Francia, el catastro, las rutas, puentes y caminos, masas de cultura y el catastro napoleónico; de igual forma, es de notar el gran Atlas Administrativo (10) de Francia en 1812, en el cual toda la administración, transportes, vida social y cultural están resumidos.

NOTAS

1) Emmanuel, conde de Las Cases (1800-1854) publicó en Londres, en 1803, un célebre Atlas Historique bajo el pseudónimo de « Le Sage ».
2) Vincent-Yves Boutin (1772-1815). Oficial, jefe de batallón, participó a diversas campañas y fungió como agente de relaciones comerciales en Egipto y Arabia. Tras una breve estancia en Líbano y en Siria, el coronel Boutin murió masacrado en 1815 por la tribu de los Hashishin en los montes Ansarie. Su buena amiga, Lady Hester Stanhope, sobrina de William Pitt, se refirió a él como alguien que « tenía toda la virtud de un romano, los talentos y el honor de un francés ».
3) Reconnaissance générale des villes, forts et batteries d'Alger… pour servir au projet de descente et d'établissement définitif dans ce pays.
4) La expedición de Egipto (1798-1801), con Napoleón a su mando hasta el 22 de agosto de 1799.
5) Statistiques départementales.
6) Claude Dupin, de 1800 a 1813, primer prefecto del departamento de Deux-Sèvres, en el centro oeste de Francia.
7) La Campagne de 1805 en Allemagne por P.C. D’Alombert y J. Colin. Excelente obra de la que existe una edición moderna recientemente publicada, en cinco tomos. Ver nuestra página bibliográfica especial sobre Austerlitz 2005.
8) 1814, la guerre racontée par les témoins. (1814, la guerra contada por los testigos. Colectivo, dirigido por Pierre Robin; ediciones Bernard Giovanangeli, junio 2004).
9) César François Cassini de Thury, llamado Cassini III (Thury, 1714 — Paris, 1784). Astrónomo cartógrafo. Creó el primer mapa moderno de Francia, conocido como Carta de Cassini.
10) Atlas administratif.

 

ARTÍCULOS
   
Atlas de la Academia militar de Westpoint - 70 mapas militares del periodo napoleónico.
Atlas de cartografia napoleónica en Italia - Servicio Histórico del Ejercito de Tierra de Francia.



¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
¡Síganos en Facebook! -  Suivez-nous sur Facebook! - Follow us in Facebook!
¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
Francósfera México-Francia, el portal de la promoción y de la defensa de la Francofonía en América.
Bienvenido a la página oficial del Premio Memorial Conde de Las Cases.
Bienvenido a la página oficial del Círculo Melófilo Héctor Berlioz.
Cinematógrafo Imperial Folia Lumière.
Bienvenido a la página oficial de las Jornadas Alfonsinas; Memorial Alfonso Reyes.

 

Vida, obra y muerte de Napoleón Bonaparte
¡Anuncie su negocio en el  sitio del INMF!
Página diseñada por los:
Studios Folía Lumière. ¡Contáctenos!