Ir a la página de presentación.

Primera temporada de la pieza teatral
« NAPOLEÓN - ASESINATO DE UN EMPERADOR »
de Douglas Charles-Brown, dirección de Dave Wearne
Napoleon - Murder of an Emperor
La tropa teatral
Atrás, de izquierda a derecha: Sarah Penn (procurador), Louise Graham (juez), Rick Thorp (abogado de la defensa). En medio de izq. a der.: Matthew Kosub (Louis Marchand), Jennie Leslie (Betsy Balcombe), Ron Umney (Sten Forshufvud), Pam McNeilly (Dame Mabel Brookes), Adam Copeland (General Gourgaud), Dave Wearne ( Dr. Antommarchi y Director). Adelante, de izq. a der.: Donna Johnstone (asistente del abogado de la defensa), Braiden Barnard (asistente del procurador), Doug Brown (autor y productor), Vicky Williams (asistente del abogado de la defensa), Stela Matthews (asistente del procurador).
Traducción del Instituto Napoleónico México-Francia

La première de esta nueva obra, cuyo argumento examina las circunstancias que rodean la muerte sospechosa del Emperador Napoleón en Santa Helena, obtuvo un gran éxito en un lugar predestinado: el Briars Historic Homestead situado en Mt Martha, Victoria, en Australia. A mediados de los años 1800, este sitio se convirtió en propiedad de Alexander Balcombe, nacido en la isla de Santa Helena, hijo menor de la familia Balcombe. Es hoy un museo napoleónico que conserva objetos y recuerdos donados a sus amigos por el mismo Emperador, coleccionados por una descendiente de Balcombe, Dame Mabel Brookes.

En nuestros días, la residencia restaurada pertenece al National Heritage. Situada en un bosque-parque de 200 acres, es muy frecuentada y utilizada para llevar a cabo bodas, congresos, festivales musicales y actividades como senderismos en la maleza, y clases educativas sobre naturaleza y astronomía. Es reconocida por su salón eduardiano clásico, una antigua sala de baile, ahora muy utilizada como teatro para la representación de recitales de música y piezas teatrales.

La obra « Napoleón: asesinato de un emperador » fue pensada en primera instancia para fungir como atracción a fin de incitar a los visitantes a ver la propiedad histórica y sus objetos napoleónicos, pero la investigación acerca del tema y la fascinación del personaje de Napoleón se desarrollaron a tal grado que hubo que emplearse a fondo para descubrir lo que realmente había causado la muerte del Emperador.
De este trabajo de investigación resultó una pieza de dos horas y media, en el transcurso de la cual cuatro personajes que vivieron en Santa Helena (Marchand, Betsy Balcombe, el general Gourgaud y el Dr. Antommarchi) hablan de sus experiencias y de sus observaciones de las circunstancias en torno a la enfermedad prolongada de Napoleón y su muerte trágica. Se añaden dos otros personajes de los tiempos modernos que aportan pruebas científicas de los siglos XX y XXI, Dame Mabel Brookes, el Dr. Sten Forshufvud y el Dr. Ben Weider, cuyos trabajos en toxicología ayudaron a descubrir un ingenioso método de asesinato.

Para gran satisfacción de todos, la obra se interpretó con localidades casi agotadas, mientras el autor fue contactado por una compañía francesa de Melbourne y negocia actualmente la traducción del script en vista de una presentación en la capital de Victoria y allende.

En efecto, la obra explora en profundidad el envenenamiento al arsénico de Napoleón durante sus años de deportación, y se caracteriza por centrarse en los detalles de su fallecimiento en vez de los triunfos de su vida. Inspirada en veinte años de investigaciones de los doctores Forshufvud y Weider, es un drama en el que se brindan argumentos en pro y en contra de la diversa evidencia científica y anecdótica que se presenta al jurado (la audiencia) a la cual se pide su veredicto en cuanto a si el caso ha sido probado.

Para añadir autenticidad a la pieza, – y un interesante toque de fantasía – una serie de acompañantes del Emperador durante el exilio son examinados, en base a sus escritos originales (diarios y memorias), junto con personajes del tiempo actual, revelando no solo la posible secuencia del asesinato de Napoleón sino también la atmósfera e intrigas que se suscitaron en la isla entre 1815 y 1821.

Es importante señalar que no se hacen intentos de recurrir a la ficción o de dramatizar falsamente a los personajes de la vida real; en cambio, la obra presenta la historia como pasó. Todas las fechas, eventos históricos y datos científicos que se mencionan son tan precisos como se pudo comprobar.

Para obtener infornación adicional contactar al Señor Rob Umney
rob@umney.com.au