Vida de S.M.I. el Emperador y Rey Napoleón I el Grande.
Vida de S.M.I. el Emperador y Rey NAPOLEÓN I
Instituto Napoleónico México Francia.
México.
Francia.
¡Apoye al INMF!  - Soutenez l'INMF!
« Tout pour l'Empire » - Instituto Napoleónico México-Francia.
Instituto Napoleónico México-Francia - Institut Napoléonien Mexique-France
Eduardo Garzón-Sobrado, fundador.
S.A.I. Jean-Christophe Napoléon, Prince Impérial.
Comité National pour la Reconstruction des Tuileries
 
COMITÉ NACIONAL POR LA RECONSTRUCCIÓN DE LAS TULLERÍAS
Instituto Napoleónico México-Francia, INMF.
 
Un impulso más allá de las generaciones, de las tendencias políticas y de las fronteras
Por un crisol en donde se ha buscado y se ha encontrado la Francia moderna

Bajo la égida de la Academia del Segundo Imperio

El Palacio de las Tullerías en todo su esplendor. Fotografía de la década de 1860, durante el Segundo Imperio

Presentación por el Sr. Alain BOUMIER
Presidente del Comité Nacional por la Reconstrucción de las Tullerías
Presidente de la Academia del Segundo Imperio

Sr. Alain Boumier

Al igual que los pensamientos, por esencia inmateriales, tienen su existencia propia y recorren su camino en el tiempo, las obras maestras, aún cuando sean destruidas brutalmente, ¿no tienen acaso una presencia imborrable? ¿No subsiste una remanencia de su carga emocional?
Las Tullerías es de esos auténticos monumentos de memoria, cargados de Arte y de Historia, que han brillado mundialmente y de los que un gran pueblo no puede automutilarse sin que algún día sobrevenga un cara a cara consigo mismo. En las vicisitudes de la vida, reconocer una negligencia es frecuentemente un acto no desprovisto de nobleza.
El Comité nacional por la reconstrucción de las Tullerías se funda en un impulso que va más allá de las generaciones, de las tendencias políticas, de las culturas y de las fronteras, por un crisol en donde se ha buscado y se ha encontrado la Francia moderna. Una gran variedad de categorías socio-profesionales confiere a este impulso fuerza y legitimidad. No contraría, no se divide, une y junta lo que está disperso.
No hay más que una Francia a pesar de los cambios de régimen y ningún régimen es propietario de Francia ni de su patrimonio, nuestro depósito común, sagrado e indiviso.

 

« ¿ES NECESARIO RECONSTRUIR LAS TULLERÍAS? »

El Palacio de las Tullerías en el Siglo XVIII, visto por R. Raguenet

Catalina de Médicis hace reconstruir el Palacio de las Tullerías, a partir de 1564, por Philibert Delorme. Residencia de Luis XVI tras su regreso forzoso de Versalles el 6 de octubre de 1789, el castillo es tomado por asalto el 10 de agosto (unos cien guardias suizos son masacrados). La Convención y el Consejo des los Ancianos. Se reúnen en él. Será Bonaparte Primer Cónsul quien haga del palacio la residencia oficial del jefe de Estado en 1800.

Desde entonces, las Tullerías se convierten en la sede del poder ejecutivo hasta el 4 de septiembre de 1870, salvo los tres años 1849-1851 en los que el presidente de la II República Luis Napoleón se instale en el Eliseo. Napoleón I, Luis XVIII, Carlos X y Luis Felipe se suceden en él. Napoleón III hace de las Tullerías el centro del gobierno y de la corte, con el fasto y las fiestas que sabemos.

Las Tullerías son incendiadas por la Comuna el 23 de mayo de 1871. En 1882, la III República decide el arrasamiento de las ruinas, prometiendo Jules Ferry una reconstrucción que debía albergar un « museo de arte moderno ».
¡Desde hace 124 años, nada ha sido hecho! ¡Frente al Louvre y a su nueva pirámide de vidrio, el espacio de 266 metros está desesperadamente vacío detrás del Arco de triunfo del Carrusel!

Ingeniero de trabajos públicos de formación, hoy a la cabeza de una sociedad de ingeniería financiera, el Sr. Alain Boumier es el iniciador de este expediente. Sucediendo a Jean-Claude Lachnitt, preside desde 1992 la Academia del Segundo Imperio, después de haber sido uno de sus 4 miembros fundadores en 1969. A la cabeza del « Comité nacional por la reconstrucción de las Tullerías », desarrolla múltiples y sólidos argumentos, en especial el hecho de que el proyecto, de un costo de 300 millones de euros (equivalente solamente a 17 Km. de construcción de carretera) ¡sería completamente financiado por el mecenazgo internacional! Los poderes públicos, políticos y altos funcionarios, comienzan a manifestar un vivo interés por este proyecto en la perspectiva de los Juegos Olímpicos de 2012.

 

EL COMITÉ NACIONAL

¿POR QUÉ ESTE COMITÉ?

a) REFERENCIAS

¡Primeramente, ninguna ley decidió suprimir las Tullerías! ¡Al contrario, fue un simple crédito de arrasamiento de las ruinas lo que fue votado, bajo promesa solemne de reconstrucción! Fue en el Diario Oficial, debates parlamentarios, Senado, 28 de junio de 1882.
El general de Gaulle, en 1965, pensó en reconstruirlas para hacer de ellas el palacio de gobierno. El arquitecto Henri Bernard, del Instituto, quien acababa de terminar la Maison de la Radio, efectuó los estudios preliminares.
En 1994, nosotros mismos tuvimos el privilegio de convencer al Presidente de la Asamblea Nacional, el Sr. Philippe Séguin, del interés de reconstruir las Tullerías. Pero las prioridades en política no corresponden siempre a los deseos de los hombres de Estado.
En 2002, la ocasión del ciento cincuentenario del decreto presidencial del 12 de marzo de 1852, referente a la reunión de las Tullerías con el Louvre, nos pareció el buen momento para volver a abrir el expediente. La Academia del Segundo Imperio renovó entonces su iniciativa, que consiste en proponer a los poderes públicos reconstruir las Tullerías al idéntico, con el doble fin de restablecer la armonía de conjunto y de volver a conquistar 2,5 hectáreas en el corazón de la capital, actualmente sin alumbrado público, abandonadas a la inseguridad y a los campamentos de barracas provisionales desde hace veinte años.

b) ECHAR RAÍCES

Escribimos al Sr. Jean-Jacques Aillagon, Ministro de la cultura y de la comunicación. Considerando la ventaja que sería efectivamente un agrandamiento del Louvre que está falto de espacio, el Ministro nos hizo saber que no disponía de los créditos necesarios y que no los tendría en los años próximos. No obstante concluyó que la Academia del Segundo Imperio estaba en su papel de lanzar la idea.

c) ¿ENTONCES, QUÉ HACER?

Pusimos entonces a punto un montaje jurídico que no pesara en el presupuesto del Estado. En un primer análisis, el costo provisional de la reconstrucción fue evaluado en 300.000.000 € por 20.000 m2, cantidad validada par eminentes personalidades, entre las cuales tengo el placer de citar al Sr. Roger Taillibert, Arquitecto DPLG, miembro del Instituto, Presidente de la Academia de las Bellas Artes, al Sr. Jean Brasilier, Arquitecto DPLG, Primier Gran Premio de Roma, y al Sr. Stéphane Millet, Arquitecto DPLG, Presidente de la Asociación de los Grandes Premios de Roma de arquitectura y de los Grandes Premios de arquitectura de la Academia de las Bellas Artes. A título comparación, esta cifra es cuatro veces menos elevada que los trabajos del Gran Louvre bajo la presidencia de François Mitterrand (8 millares de Francos de los cuales uno de restauraciones).

d) MONTAJE JURÍDICO

 Vista del Palacio de las Tullerías por François Benoîst

El montaje jurídico que difundimos consiste en hacer evolucionar nuestro Comité Nacional en una Fundación. En aplicación de la ley 64-1247 del 16 de diciembre de 1964, esta Fundación propondrá al Estado un arrendamiento de construcción de 30 a 50 años, con el propósito de reconstruir las Tullerías al idéntico, bajo el control del Estado pero sin ningún fondo público. El financiamiento se hará por medio del mecenazgo francés en aplicación de la ley 2003-709 del 1ero de agosto de 2003, por el mecenazgo internacional, y por una suscripción nacional y luego internacional, después de haber obtenido la autorización del Estado.
Durante la duración del arrendamiento de 30 a 50 años, la Fundación administrará y mantendrá las Tullerías, bajo el control del Estado y sin fondos públicos. Al término del arrendamiento, ésta entregará gratuitamente las Tullerías al Estado.

e) ¡LAS TULLERÍAS DE NUEVO DE PIE!

Con sus hileras de salones y la sala de espectáculo, este eslabón perdido podrá ser un prestigioso centro de conferencias de interés nacional e internacional. A título de gratitud, los mecenas tendrán el privilegio de poder recibir en él algunos días a convenir.
Asistiríamos entonces a un verdadero entusiasmo por ir a las Tullerías, aún más allá de un efecto de moda. Recordemos que el palacio albergó a la Ópera y a la Comedia Francesa durante cerca de veinte años bajo Luis XV y Luis XVI. Mozart creó ahí su sinfonía N° 31 dicha « Parisina », ahí creó Haydn sus seis sinfonías Parisinas y Voltaire fue coronado con laureles por los Comediantes franceses. Las Tullerías eran entonces un centro de alta cultura.

Conformemente a la regla de los monumentos históricos, pregonamos la restitución del « último estado », para volver a encontrar la armonía de conjunto que reinaba a fines del Segundo Imperio. Pensamos que el pabellón central ganaría simplemente al ser acondicionado para disponer de un pórtico abierto para la libre circulación de los paseantes y de una terraza panorámica en su cima, en evocación de la parte alta de los pabellones de Flora y de Marsán.

Inválido presentando una petición a Napoleón I durante un desfile frente a las Tullerías. Cuadro de Horace Vernet, 1838.

f) ELEGIDOS DE LA NACIÓN Y ELEGIDOS DE PARÍS

Dos parlamentarios, el Sr. Bruno Bourg Broc, Diputado del Marne, y el Sr. Serge Mathieu, Senador del Rhône, plantearon preguntas por escrito al Ministerio de la cultura y de la comunicación, a propósito de nuestro proyecto. La respuesta del Ministro, publicada en el Diario Oficial del 24 de marzo de 2003, sigue siendo general y prudente, enumera las objeciones posibles, y no es negativa.
El Sr. Jean-François Legaret, Alcalde del 1er distrito, envió por su parte una pregunta escrita al Alcalde de París. La respuesta del Alcalde, publicada bajo la referencia 130.QOC.2004-149, es prudente y subraya que la Ciudad no contempla la participación en el financiamiento de la operación puesto que el terreno pertenece al Estado, pero no es negativa tampoco.
Escribimos al Sr. Bertrand Delanoë, Alcalde de París, para presentarle el proyecto. La repuesta del Alcalde, en una carta firmada por su Director de Gabinete, es benévola y recalca que el proyecto depende primero de la responsabilidad del Estado, al que compete decidir lo que quiere hacer con las Tullerías.
g) El Instituto de Francia
En febrero de 2003, la Academia de las Bellas Artes me invitó a dar una un comunicado al Instituto sobre el tema ¿Es necesario reconstruir las Tullerías?
En ocasión del 155º aniversario de la ley del 16 de octubre de 1849 que inició irreversiblemente la reunión de las Tullerías al Louvre, la Academia del Segundo Imperio a creo el Comité nacional para la reconstrucción de las Tullerías y decidió abrir su sitio Internet.
El Profesor Jean Tulard, Presidente de la Academia de Ciencias morales y políticas, subraya que el arco del Carrusel recobrará su importancia de arco de triunfo cuando las Tullerías reedificadas le hayan devuelto sus exactas proporciones.

h) ¿EL COMITÉ NACIONAL? UN IMPULSO!

El Comité nacional para la reconstrucción de las Tullerías ha hallado un franco éxito. En algunos meses reunió más de 700 firmas y no de las menores. Más allá de su carácter inesperado, responde de hecho a una expectativa difusa, sensible, no expresada. Los medios de comunicación franceses y extranjeros no se equivocan: dan una amplia difusión a este proyecto porque les gusta.
Muy numerosos son los testimonios de aprobación que nos llegan cada día, y lo que es notable, de muchos jóvenes. Hemos creado un impulso que acarrea, una cadena de unión internacional para reunir lo que está disperso, más allá de las generaciones, de las tendencias políticas y de las fronteras, por un crisol en donde se ha buscado y donde se ha encontrado la Francia moderna.
Reconstruir las Tullerías es un proyecto que une. Una misión que el Presidente del Comité Nacional para la Reconstrucción de las Tullerías tiene el honor de dirigir con determinación, amor y fe en el porvenir de la capital, en el corazón de una Europa en pleno devenir y que tiene necesidad de sus raíces.

¡Si este proyecto le atrae, únase a nosotros! ¡Es Ud. bienvenido!
 

« Comité National pour la Reconstruction des Tuileries »
sous l'égide de l'Académie du Second Empire
10 place Vendôme
75001 París
Francia

Correo-e: info@tuileries.fr

 
El Palacio de las Tullerías tras el trágico incendio
 
Ruina de las Tullerías

 

FINALIDAD – GESTIÓN

por el Sr. Alain BOUMIER
Presidente del Comité nacional por la reconstrucción de las Tullerías
Presidente de la Academia del Segundo Imperio

La galería de Diana antes de la catastrofe

LA FINALIDAD

Promover y poner en marcha la reconstrucción de las Tullerías al idéntico, sin pesar en el presupuesto del Estado ni sobre el de la Ciudad de París.
Con el objetivo de:
1) restablecer la armonía de un vasto recinto de arte al conjunto Louvre-Tullerías devolviéndole el eslabón perdido (ninguna ley decidió suprimir las Tullerías).
2) terminar el Gran Louvre por medio de la reedificación de 20.000 m2 de hileras de recepciones, de salas de conferencias y de un museo de las Tullerías.
3) reconquistar 2,5 hectáreas de atrio en el lugar en que los bosquetes son un lugar de inseguridad en el corazón de la capital, de tentativas de secuestro de niños, de malos encuentros y de venta de droga.
4) restablecer la más bella perspectiva urbana de Europa restituyendo al 'Arco de triunfo y a los Campos Elíseos sus cara a cara original.

El costo provisional de los trabajos es de 300.000.000 €, es decir cuatro veces menos que los trabajos del Gran Louvre realizados bajo la presidencia de François Mitterrand.

LA GESTIÓN

Tenemos la intención de hacer evolucionar nuestro Comité en una Fundación que propondrá al Estado un arrendamiento de construcción en aplicación de la ley N° 64-1247 del 16 de diciembre de 1964.
Bajo el control del Estado, la fundación tendrá la responsabilidad de reconstruir las Tullerías, luego de asegurar su mantenimiento y su administración. Al término del arrendamiento, el terreno y el inmueble serán entregados gratuitamente al Estado.

El financiamiento será asegurado, tanto a nivel nacional que a nivel internacional, y en una dinámica unificadora:

• por el alto mecenazgo
• por una vasta suscripción popular

El movimiento de opinión que se crea en torno a este proyecto muestra que más allá de un aspecto inesperado, responde a una aspiración no expresada pero muy perceptible de los franceses y de todos aquellos que aman a Francia.

 El Emperador Napoleón en su despacho de las Tullerías

 

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN - DESPACHO
 
Instalación del gobierno consular en las Tullerías en el año 1800

Asociación declarada el 28 de diciembre de 2004 en la prefectura de Policía de París bajo el número de orden 04/5257 – Expediente N° 168595.
Publicación en el Diario Oficial del 29 de enero de 2005, bajo la referencia 1135.

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

Alain BOUMIER, Eric COLONO, Guillaume CRIEF, Patrick DEVAUX, Eric GRISTI, Serge-Marie LIEPAO, Isabelle du PASQUIER, Charles REINAUD, Anne ROUANET, Edouard SECRETAN.

DESPACHO

Presidente: Alain BOUMIER, Presidente de la Academia del Segundo Imperio.
Vicepresidente: Anne ROUANET, Auditor del Instituto de Altos Estudios de Defensa Nacional.
Vicepresidente: Patrick DEVAUX, Consejero en la Corte de las Cuentas.
Secretario: Guillaume CRIEF, Alumno-Ingeniero de trabajos público del Estado.
Delegado Internet: Eric GRISTI, responsable editorial del sitio Internet.
Tesorero: Eric COLONO, Jurista de asuntos internacionales.
Tesorero adjunto: Serge-Marie LIEPAO, Director de sociedad.

ALTO CONSEJO

Presidente
Alain Boumier, Presidente de la Academia del Segundo Imperio.

Miembro honorario
S.A.I. el Archiduque Otto de Habsburgo, miembro asociado del Instituto de Francia.

Hombres de Estado y hombres políticos
René MONORY, antiguo Presidente del Senado.
Philippe SEGUIN, Primer Presidente de la Corte de las Cuentas.
Jean TAITTINGER, antiguo Ministro de Justicia, antiguo Alcalde de Reims.
Jacques LEGENDRE, antiguo Ministro, Senador, Vicepresidente de la Commisión de los Asuntos Culturales del Senado Presidente de la Subcomisión del Patrimonio de la Asamblea parlementaria del Consejo de Europa.
Jean-Philippe LECAT, antiguo Ministro de la Cultura.
Henri FROMENT-MEURICE, Embajador de Francia.
François LEBLOND, Prefecto de Región (h).
Paul-Marie COUTEAUX, Escritor, Miembro del Parlamento Europeo.
Bruno BOURG-BROC, Diputado del Marne, Alcalde de Châlons en Champaña.
Jean-François LEGARET, Alcaldía del 1er distrito de París.
Gérard MARTIN, Alcalde de Viroflay (Yvelines), Inspector general de la industria y del comercio.

Miembros del Instituto de Francia
Maurice DRUON, Secretario Perpetuo honorario de la Academia Francesa.
Jean FOYER, de la Academia de Ciencias morales y políticas, antiguo Ministro de Justicia.
Jean DUTOURD, de la Academia Francesa.
Jean TULARD, Presidente de la Academia de Ciencias Morales y Políticas.
André DAMIEN, de la Academia de Ciencias morales y políticas.
Roger TAILLIBERT, antiguo Presidente de la Academia de Bellas Artes.
Anne MURATORI PHILIP, Miembro correspondiente de la Academia de Ciencias morales y políticas.

Arquitectos.
Xavier HENRY, Profesor en la Escuela de Arquitectura.
Stéphane MILLET, Arquitecto DPLG, Presidente de la Asociación de los Grandes Premios de Roma de Arquitectura y de los Grandes Premios de Arquitectura de la Academia de Bellas Artes.

Oficiales generales y oficiales superiores
General GALLOIS (2s).
General JARDIN (2s), antiguo Delegado del Patrimonio del Ejército Terrestre.
General PERESS (2s), Presidente de la Asociación San Jorge del Museo de la Caballería.
Coronel d’ABOVILLE.
Coronel MERIC, Administrador de la Asociación por la acción artística de la Ciudad de París.
Coronel Paul WILLING, antiguo Conservador del Museo de la Armada de los Inválidos.
Capitán BENEYTOU, Director del Museo de la Caballería.

Profesores de Universidades
Profesor Jacques BARRAT, antiguo Jefe de Misión Cultural Francesa (Quebec y Rumania).
Profesor Jean BASTIE, Presidente de la Sociedad de Geografía.
Profesor Michel CARMONA, Profesor en La Sorbona.
Profesor Marc GENTILINI, antiguo Presidente de la Cruz Roja Francesa.
Profesor Bernard VALADE, Director de la Escuela Doctoral de París V Sorbona.

Personalidades extranjeras
Béatrice ARMSTRONG (Estados Unidos), Directora del Instituto Francés de Milwaukee (Wisconsin).
James CUNNINGHAM (Suiza), Director de banco.
Denis FADDA, (Italia) Doctor de Estado, Alto Funcionario de las Naciones Unidas.
Profesor John ROGISTER (Gran Bretaña), Director de estudios en el Colegio de Francia.

Personalidades francesas
Maurice AICARDI, Miembro del Consejo de Administración del museo y del dominio de Versalles.
Patrick ANDRE, Administrador de la Ciudad de París.
Jean-Loup ARNAUD, Consejero en la Corte de las Cuentas.
Françoise BALLE, Presidente del Comité de Salvaguarda de la Plaza Dauphine.
Henri BEC, Magistrado.
Jacques BILLIA, antiguo Presidente de la Federación de la Isla de Francia de la Construcción.
Danielle BOUILLON, Presidente de la Asociación del Control teatral.
Jean-Paul CALON, Presidente de la Asociación del Recuerdo del Canal de Suez y de F. de Lesseps.
Jean des CARS, Historiador.
Robert CHENIER, Presidente de la Asociación por la conservación de los monumentos napoleónicos.
Jean-Laurent COCHET, Comediante.
Jean DARNEL, Director artístico, Profesor de arte dramático.
Philippe DELORME, Historiador.
Guy DESCAUX, Director de teatro.
Patrick DEVAUX, Consejero en la Corte de las Cuentas.
Anne DION-TENNENBAUM, Conservador del Patrimonio, Museo del Louvre.
Renée FAURE, Societario honorario de la Comedia Francesa.
Jean-Claude FORTUIT, antiguo Embajador de Francia, antiguo Diputado.
François-Xavier de FOURNAS, antiguo Director General de banco.
Barón GOURGAUD, Presidente de la Fundación Napoleón.
Olivier KRAFFT, Magistrado.
Géraud de LA TOUR d'AUVERGNE, Inspector general de la Administración de los asuntos culturales.
Jacques Le LEDAN DETHIEUX, Abogado en el Tribunal de París.
Elisabeth LEPRINCE, Presidente de la Sociedad de Geografía de Tours.
Michel MARCHET, Vicepresidente del Consejo General de las Ardenas.
Barón de MENEVAL, Presidente del Recuerdo Napoleónico (Souvenir Napoléonien).
Pascal MONNET, Administrador adjunto del Arco de Triunfo y del Panteón.
Gilles NERET-MINET, Tasador de subastas.
Dominique PAOLI, Historiadora, Vicepresidente de la Obra de los Santos Ángeles.
Isabelle du PASQUIER, Presidente de la Sociedad de Historia y de Arqueología del 7º distrito de París.
Maïté PASTEAU-SOUQUET, Directora de los medios del Grupo LVMH.
Alain PAUCARD, Escritor.
Jean-Pierre PERONCEL-HUGOZ, antiguo Gran reportero en el diario Le Monde.
Noël PINZUTI, Antiguo Director Regional de Asuntos Culturales de Córcega.
Christian PREVOST-MARCILHACY, Inspector general de los monumentos históricos.
Edouard SECRETAN, Presidente de la Sociedad Francesa de Heráldica y de Sigilografía.
Bernard SPINDLER, antiguo Redactor en Jefe de RMC.
Marie-Madeleine de VERCHERE, Consejera del 1er distrito, Presidente de Expression 1er.

Referencias:

Comité National pour la Reconstruction des Tuileries
sous l'égide de l'Académie du Second Empire
10 place Vendôme
75001 París
Francia
Sitio Internet: http://www.tuileries.org
Correo-e: info@tuileries.fr

Instituto Napoleónico México-Francia, INMF.